El método inlingua

Un enfoque práctico y eficaz

Todas nuestras clases se centran en el lenguaje hablado. En primer lugar, trabajamos las habilidades orales (entonación, pronunciación, fluidez) y después reforzamos la lectura, escucha y escritura. De esta forma estructuramos un avance homogéneo y real en el idioma.

El método inlingua está respaldado por un equipo de profesores y pedagogos. Desde hace 50 años estos profesionales trabajan en la central de inlingua en Berna (Suiza), para actualizar los materiales de enseñanza y mejorar las pautas de formación para profesores y alumnos. Solo así es posible garantizar un método que responde a las necesidades de los miles de estudiantes que aprenden cada año en los 300 centros inlingua.

Conoce a continuación los 3 componentes de nuestro método.

En las clases solo se habla en el idioma a aprender. El profesor enseña el significado de las nuevas palabras explicando su definición y contexto, pero siempre en la nueva lengua. La gramática se enseña mediante dinámicas de conversación y ejemplos prácticos en lugar de largas explicaciones aburridas. Nuestras clases se basan en la comunicación entre estudiantes y profesores, con 3 fases de aprendizaje definidas.

  • Presentación: el profesor introduce los nuevos temas y el vocabulario de la lección a través de ejemplos.
  • Práctica: el profesor ayuda a los alumnos a poner en práctica lo aprendido mediante ejercicios orales y escritos. La repetición y la práctica ayudan a ganar seguridad a la hora de construir frases con el nuevo vocabulario o la nueva gramática.
  • Producción: tras la práctica, el alumno está preparado para integrar la lección en su vida cotidiana.

Libros de texto, ejercicios de audio y presentaciones: los materiales que empleamos en las clases son diseñados por la editorial inlingua. Esto nos permite estructurar diferentes itinerarios educativos compatibles con nuestro método de enseñanza. Los materiales son exclusivos de las academias inlingua, por lo que no están a la venta en librerías o a través de Internet.

  • Amabilidad y cercanía. Tu profesor será una persona comunicativa y accesible: podrás preguntarle siempre que te surjan dudas.
  • Corrección positiva. Los errores son una parte más del proceso de aprendizaje, y en nuestras clases los resolvemos con paciencia y buen humor.
  • Enseñanza paso a paso. Tu profesor no pasará a una nueva lección hasta que hayas entendido la actual.
  • Técnicas dinámicas. Para que cada clase te resulte nueva e interesante, tu profesor programará diferentes actividades dinámicas y participativas.

Así es aprender con el método inlingua