Diverinlingua: clases particulares de francés para niños

Aprender jugando. Jugar aprendiendo.

Diverinlingua es nuestro innovador programa de clases particulares de francés a domicilio. ¡Fuera libros, es hora de divertirse! Aquí el francés se enseña mediante dinámicas de juego, lo que facilita un contacto agradable con el idioma y facilita la memorización.

Las clases Diverinlingua están disponibles para niños de 3 a 11 años y pueden tomarse en nuestro centro o a domicilio. Los contenidos se diseñan a medida, por lo que sirven para introducir al niño en un nuevo idioma o dar apoyo en la etapa escolar.

Los profesores de las clases Diverinlingua son profesionales certificados con formación específica en pedagogía infantil.

Información de las clases

  • Disponibles en bonos de clases.
  • Contenidos a medida desarrollados mediante dinámicas de juego.

Más información sobre las clases de francés para niños Diverinlingua

El aprendizaje del francés es más sencillo en la etapa infantil que en la adulta. Aunque podamos pensar que los niños “ya están ocupados” aprendiendo su lengua materna, lo cierto es que sus capacidades intelectuales están en pleno desarrollo y esto hace que les resulte muy natural aprender y afianzar nuevos conocimientos.

Hemos diseñado nuestras clases de francés para niños con edades comprendidas entre los 3 y los 11 años. La base de las clases es una programación didáctica personalizada, de modo que Diverinlingua puede servir como apoyo escolar a otras clases de francés, o como un primer contacto con el idioma.

Las clases particulares de francés Diverinlingua parten de un planteamiento lúdico: aprender jugando. No hay un libro de texto con lecciones y ejercicios escritos, ni audios que escuchar y repetir. Una clase Diverinlingua es una sucesión de juegos, juegos tradicionales que el niño conoce y que modificamos para introducir elementos del idioma francés (p.ej: vocabulario). Así, el nuevo idioma es una parte natural del juego con el profesor.

Este planteamiento lúdico, combinado con un profesor entusiasta y motivador convierten cada clase en una hora de juegos, algo que no se parece a una “clase” y que motiva a los niños para continuar aprendiendo sin la monotonía o la presión de las clases tradicionales de francés.

Las clases Diverinlingua están disponibles en forma de bonos, que pueden emplearse de lunes a viernes de una forma flexible, para no interferir con el colegio o los horarios de estudio. Nuestros profesores particulares a domicilio pueden desplazarse a Madrid o a municipios cercanos organizar las clases Diverinlingua. Recomendamos a los padres que reserven en su casa un espacio en el que el niño se sienta cómodo y esté a salvo de distracciones.

En inlingua Madrid tenemos las clases de francés para niños en Madrid que estás buscando. Contacta con nosotros para que te asesoremos sin compromiso.

Menú