Cómo aprender inglés

By inlingua MadridBlog

Hoy en día conocer más de un idioma ya no es una opción: es una necesidad. Y aunque los lenguajes hace mucho que no conocen fronteras, hay uno que destaca por estar en todas partes: el inglés. Si quieres empezar a estudiarlo, si hace mucho que no lo tocas y necesitas ir engrasándolo, o si necesitas ponerte al día para conseguir la habilitación lingüística, esta guía es para ti. Toma nota de estos consejos sobre cómo aprender inglés.

1. Averigua tu nivel

A menos que seas completamente nuevo, lo primero que necesitas es conocer tu nivel de inglés actual. Si no lo haces, puedes acabar estudiando con materiales demasiado avanzados y desmotivarte. El nivel de idioma se mide con la escala del Marco Europeo de Referencia de las Lenguas (MERL), que establece cinco niveles: A2 (inicial), B1, B2 (intermedio), C1 y C2 (maestría). Puedes comprobar tu nivel de forma gratuita con este test online.

2. Elige: autodidacta o profesor

Aprender inglés implica trabajar el idioma en varias áreas diferentes: vocabulario, gramática, escucha y pronunciación. Al no tener a nadie para revisar tus ejercicios o escucharte pronunciar, desarrollarás “vicios” y más adelante te costará más corregirlos. Si realmente quieres aprender, contar con un profesor te pondrás las cosas mucho más fáciles:

  • Te facilitará contenidos adecuados a tu nivel y necesidades. No olvides que aunque el inglés es igual para todos, cada persona y cada estudiante son únicos.
  • Tendrás un seguimiento pedagógico. Así, podrás corregir tus errores desde el primer momento y lo que es más importante: disfrutarás mucho más aprendiendo.
  • Serás más constante con el estudio. Y es que si estudias por libre, puedes caer en la tentación de abandonar el inglés por semanas o meses. Un profesor a tu lado te motivará para que sigas estudiando y progresando.

Si tienes claro que quieres estudiar de forma autodidacta, prueba un curso online. Si prefieres tener un profesor a tu lado, prueba los cursos en grupo o las clases particulares.

3. Planifícate: dedica tiempo cada día

Lo ideal son 30 minutos al día y a ser posible, sin interrupciones. Si llevas una vida ajetreada y no tienes tanto tiempo, dedícale lo que puedas, pero siempre un poco cada día. No se trata de aprender inglés rápido, sino crear hábito de estudio.

4. En casa, elige un lugar tranquilo

Escoge un rincón tranquilo (aislado de los ruidos cotidianos), cómodo y a ser posible con luz natural. Recuerda: el estudio se te puede dar mejor o peor, pero aprender inglés desde casa no debe ser una actividad estresante.

5. Cambia el idioma de tus dispositivos y aplicaciones

Tu navegador de Internet. El sistema operativo de tu móvil. Whatsapp. Facebook. Usas todo esto a diario y conoces de memoria los menús y opciones. Parece mentira, pero algo tan pequeño como cambiar el idioma te va a poner en contacto con nuevo vocabulario y te va a obligar a “ver” inglés cada día (cuando recibas un mensaje, consultes tu red social, juegues una partida a tu juego favorito…).

6. Convierte tus aficiones al inglés

¡Cualquier actividad puede traducirse, en mayor o menor medida, al inglés! ¿Te gusta la música? Hazte una lista de reproducción con grupos angloparlantes. ¿Sigues series estadounidenses o británicas? Ponlas en versión original (puedes activar subtítulos si te pierdes demasiado) y así te ahorrarás esperar a que doblen el episodio. ¿Te gusta cocinar? Descarga algunas recetas en inglés. ¿Sueles leer revistas? Pregunta a tu quiosquero qué tiene en inglés.

Te recomendamos que no hagas esta conversión al inglés de golpe, sino de forma gradual. Por ejemplo: cuando empieces a ver series y películas en versión original, comienza dejándolas en inglés 10 minutos, luego pasa a 15, etc.

7. Infórmate en medios de habla inglesa

Si ya tienes un nivel intermedio, prueba a leer las noticias en portales como BBC o The Times (o si lo prefieres, descarga los podcasts de sus programas). Este hábito no solo te ayudará a ampliar vocabulario: también te aportará puntos de vista diferentes sobre las noticias que ya conoces.

8. Viaja al extranjero

Ten en cuenta que el inglés no solamente es el idioma global por excelencia: también actúa como lengua oficial o cooficial en más de 50 países. Así que hablándolo tendrás abiertas las puertas de lugares tan dispares como Australia, India, Canadá, Jamaica o Singapur. Está bien: viajar no ayuda aprender inglés en un sentido estricto, pero sí es un estímulo muy poderoso para estudiarlo.

9. Márcate un objetivo

Aprender un idioma siempre es una fuente de satisfacción, ¡aún más cuando puedes certificarlo con un título oficial! Hay muchas entidades que llevan a cabo pruebas de certificación: las más prestigiosas son Cambridge English y Trinity College London. Si estás buscando trabajo o una mejora profesional, deberías tener (sí o sí) un título oficial de inglés.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad. ¡Feliz aprendizaje!